parasite treatment with cleanse juices


¿Crees que padeces herpes bucales? ¿Te gustaría saber de qué manera te los has contagiado y lo más importante cómo puedes eliminarlos de tu vida? En este artículo te dará algunos datos útiles para que recuperes tu salud y no sientas ni molestias ni dolores.

Herpes bucales: ¿Cómo se contagian?

Si al mirarte en el espejo te has dado cuenta de que tienes una pequeña roncha en el labio quizás se deba a los herpes bucales. Esta herida en forma de ampolla es producida por un virus llamado “herpes simple” y puede ser contagiado de diversas maneras. Por ejemplo, si estás de novio con alguien que tiene herpes y le has dado un beso mientras padecía una úlcera, te lo ha pasado.

Si has tenido contacto con algún objeto usado por una persona afectada (por ejemplo una toalla de baño o un vaso) también puedes haberte contagiado. En el caso de que compartiste maquillaje o cremas con tu mejor amiga y ella tiene herpes labial o si comiste usando el mismo cubierto que un colega sin lavarlo… Todos estos casos pueden parecerte cosas típicas de la vida y por ello son los más frecuentes modos de contagiarse herpes, una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo es.wikipedia.org. Es importante saber que una vez que el virus ha ingresado a nuestro cuerpo no presenta síntomas hasta los primeros 7 a 12 días que es el período de incubación habitual. Cuando se manifiesta la ampolla o úlcera en la boca esta puede tardar hasta 1 semana en irse. Si no tomas precauciones y cuidados puede presentar complicaciones.

Herpes bucales: 2 Remedios caseros

Ahora que ya sabes de qué se trata y cómo te has contagiado el herpes en el labio, el siguiente paso es comenzar a utilizar algunos remedios naturales eficaces. Te recomiendo los siguientes:

1. Sal marina:

La puedes comprar en las casas naturistas y también usar para tus comidas (es más sana que la sal de mesa común). En el caso del herpes o cualquier ampolla se aplica directamente unos granitos encima del brote es.wikipedia.org. Debes resistir el dolor y el ardor que durará unos segundos. Resiste la tentación de enjuagar por lo menos antes del primero minuto. Lo mejor sería soportar 10 minutos y repetir 3 veces al día.

2. Hammamelis:

Ya que has ido a la dietética puedes aprovechar para comprar este elemento muy usado en la medicina antigua. Actúa secando la ampolla causada por los herpes bucales y acelera el proceso de cicatrización. Aplica unas cuantas gotas en el área afectada, dos veces al día. Ten cuidado porque el hammamelis irrita la piel sensible. Prueba en la mano o brazo si ocasiona una reacción alérgica. Si al cabo de unos minutos no se enrojece la zona, lo puedes usar.

Rate this post